Tom McClellan sobre cómo un ciclo de mercado puede cambiar

| febrero 2, 2013 | 1 Comentario

Ayer Tom McClellan, al que seguimos mucho desde este blog, publicó un análisis sobre ciclos de mercado y cómo pueden ayudarnos. Por el elevado interés del mismo me ha parecido muy interesante compartirlo con vosotros:

“Uno de los ciclos de mercado más importantes que hemos rastreado en los últimos años ha sido el ciclo de 9 meses de duración, que a veces también se conoce como el ciclo de 40 semanas. Durante los años 1980 y 1990, tuvo un período bastante fiable de alrededor de 185 días de negociación.

Ese período de repente cambió en 2007, y desde entonces ha estado funcionando a entre 156 y 168 días de negociación, o alrededor de 8 meses. No tengo una explicación convincente de por qué ese cambio, al igual que no tengo una buena explicación de por qué un ciclo de 9 meses ha existido en primer lugar.

Mi suposición se basa en que se trata de un ciclo “natural”, es decir que esta sintonizado en cierta frecuencia armónica de cómo funciona la mente humana, especialmente en un fenómeno de masas como es el mercado de valores. Esto se diferencian de los ciclos artificiales tales como el ciclo presidencial 4 años, que está ligado a la frecuencia de las elecciones en EE.UU. Si hubiera un ciclo de 3 meses, entonces podríamos concluir que de alguna manera estaba vinculado a las ganancias trimestrales o depósitos trimestrales.

Nunca se me ha ocurrido una buena explicación para un ciclo de 9 meses, por lo que pensé que era algo “natural” en el mercado. Después de haber estudiado la teoría de las vibraciones y estructuras mecánicas, entendí que todo cuerpo sólido tiene una frecuencia natural a la que vibra. Si usted toma una regla de medir y mantiene un extremo en el borde de su escritorio, puede golpear el extremo libre y luego ver y escuchar el “thwang” que es el resultado de una vibración de una frecuencia característica y natural. Si acorta o alarga el extremo que sobresale puede cambiar la frecuencia natural de vibración.

De manera similar, en un medio fluido como el agua o el aceite de motor, hay ondas que viajan en una frecuencia natural por ese medio. Así que si usted tiene una piscina de olas experimental y sustituye el agua por aceite de motor, se podría ver un cambio en la frecuencia natural de cómo las ondas viajan. El cambio de la viscosidad del fluido hace que cambie en la frecuencia natural.

Si tomamos el mismo principio y lo aplicamos al medio líquido de los mercados financieros, mediante la observación nos daremos cuenta de cómo el ciclo ha cambiado su período de una manera significativa, por tanto se puede concluir que la “viscosidad del dinero” debe haber cambiado de alguna manera. El motivo de ese cambio puede ser una discusión diferente.

Este cambio en el período de 9 a 8 meses se inició en 2007, sólo cuando la SEC eliminó la “regla del uptick” para las operaciones bajistas. De otra manera es difícil ver el motivo del cambio en la viscosidad de dinero. Otros cambios se han venido dando desde hace años, como el cambio a nuevas cifras decimales que se inició en el año 2000, y otros cambios. Curiosamente, el período del ciclo de 9 meses sobrevivió a todos estos cambios, y duró hasta 2007.

Cualquiera que sea la explicación, tenemos suficientes evidencias para afirmar que el antiguo período de 9 meses o 185 días de negociación ya no está operativo. Y durante los primeros años del nuevo período, un par de otros atributos heredados del ciclo de 9 meses han perdurado en el nuevo período:

El primero de esos atributos es la tendencia a realizar un suelo a mitad de período entre los puntos bajos del ciclo importantes. He aquí un gráfico a partir de 1996-1999, que ilustra esto muy bien:

Los puntos bajos del ciclo medio no son tan significativo como el gran final del ciclo, (conformando así lo que parece ser una “M”).

El otro atributo fue la tendencia del ciclo a no invertirse. Otros ciclos en el mercado a veces se invierten, es decir, el ciclo termina con una lectura máxima en vez de una lectura en la parte inferior. Con estudios de décadas de ejemplos de los mínimos del ciclo de 9 meses, no se puede encontrar un solo ejemplo de una inversión genuina. En cambio, el ciclo de 9 meses tenía una peculiaridad interesante: aproximadamente cada 6-8 años, podría ocurrir un “cambio de fase”, donde deja de operar normalmente y sufre alguna variante.

Este es un ejemplo de ese comportamiento. ¿Qué está pasando con el mercado ahora mismo ya que parece no encajar en el modelo viejo en absoluto?

Ya hemos visto una verdadera inversión de ciclo superior a principios de 2011, y a partir de este momento (1 de febrero de 2013), parece que otra inversión está llegando. 2011 también vio el último de los ciclos reales a mediados de mínimos históricos, con los dos últimos ciclos mayores que no buscaron la mitad de ciclo bajo. Tal vez estamos en el medio de un novedoso evento de cambio de fase, o tal vez alguna otra explicación se puede encontrar para este diferente comportamiento que estamos observando.

Aparte de señalar que un techo de mercado parece estar llegando ahora si seguimos el patrón de ciclo actual, estos ciclos pueden no ser inmutables y por tanto ser fenómenos del mercado que pueden cambiar. El ciclo de 9 meses tuvo un gran historial de décadas de trabajo bastante predecible, pero ahora ya no funciona de esa forma. Puede que vuelva a ser así o no. Así que cualquiera que mire a la historia del mercado para desarrollar una hipótesis sobre lo que las “reglas” de la física son para el mercado tiene que entender que esas reglas pueden cambiar. Mi observación ha sido que tales reglas son más propensas a cambiar en el momento en que uno decide contar con la mayoría de ellos para seguir trabajando”.

Tom McClellan
Editor del McClellan Market Report

Traducción libre de Javier Alfayate, escritor e investigador de mercados

Tags: , ,

Categoría: Opinion

Comentarios (1)

Trackback URL | Comments RSS Feed

  1. frank dice:

    El ciclo de 9 meses es muy antiguo, y se basa en el ciclo natural de las cosechas, que son las que primeramente empezaron a cotizar, el trigo, la avena, la cebada etc. Dependiendo de cómo iba evolucionando la cosecha, las cotizaciones de los cereales desarrollaban sus graficas en función del ciclo de la naturaleza. Posteriormente con la revolución industrial las fabricas, dependían en primera medida del ciclo de la naturaleza e incluso las minas ya que hace muy pocos años las maquinas no eran lo suficientemente sofisticadas como para salvar las inclemencias del tiempo, como las grandes nevadas y bajas temperaturas, si la mina estaba en una latitud elevada, o si estaba en un lugar desértico, o incluso no podían hacer frente a la época de lluvias. Actualmente si es rentable se puede luchar con casi todas las inclemencias naturales, y digo casi porque a las grandes catástrofes lo único que se le ocurre al hombre es salir corriendo, como con el huracán katrina o el huracán Sandy. Esta es mi opinión.

Deja un comentario


Logo FinancialRed
Logo FinancialRed