Por qué la bala de plata de la FED no matará a la bestia

| septiembre 23, 2011 | 2 Comentarios

Fuente: streettalklive.com

A continuación reproduzco el análisis de esta página con sus gráficos tan interesantes. ¿Por qué la última medida de la FED no servirá de mucho? ¿Cuáles son las diferencias entre el entorno del anterior “Swing” y el actual? Las despuestas a continuación: “Ayer la Reserva Federal, con Ben Bernanke a la cabeza, gastó la última bala en su arsenal, con la esperanza de que sólo tal vez esta “bala de plata” matará a la vampírica deuda de la economía. Por desgracia, las balas de plata no matan a los vampiros.

    Nuestro problema no son las bajas tasas de interés, es el exceso de deuda, que literalmente drena la demanda de crédito. El reciente lanzamiento de la Encuesta de Negocios Pequeños NFIB dijo que las empresas tenían acceso al crédito, por tanto no era un problema. Las pobres ventas realmente son su preocupación número uno y la falta de demanda en sus negocios, no justifican más endeudamiento. El número de empresas que piensan que es un  “buen momento para crecer” se encuentra en algunos de los niveles más bajos de la historia. Del mismo modo, los consumidores están tratando de pagar la deuda, ante las preocupaciones por el empleo, los alimentos y los costos de energía y los salarios estancados reducen su deseo de consumir y esta reducción de la deuda se está convirtiendo en una prioridad. El problema es el exceso de deuda que se ha acumulado durante los últimos 30 años ya que las tasas de interés se encontraban en una disminución constante, las normas de préstamo se reducían y las piscinas masivas del crédito estaban disponibles. Actualmente se ha iniciado el proceso contrario e inevitable.

    Ben Bernanke cree erróneamente que la reducción de las tasas de interés sobre los vencimientos a más largo plazo reducirán a largo plazo las tasas de interés, impulsarán la inversión tanto en la vivienda y en los negocios. La realidad es que las tasas de interés ya están en los niveles dos veces más bajos en la última vez que se llevó a cabo “Twist Operación”. Pero si las tasas de interés más bajas en 50 años no están impulsando la demanda de crédito en la economía, es dudoso que un nuevo descenso de hacer el truco.

    Durante la anterior “Twist Operación”, la economía estaba experimentando una tendencia al alza en el crecimiento. Las tasas de interés también fueron en constante aumento como un mayor crecimiento económico permitieron mayores tasas de interés a cobrar. La deuda, en función del PIB, se mantuvo muy limitado y en niveles bajos, estructuralmente manejables. Sin embargo, a partir de 1980, y como hemos visto en muchos blogs, la economía cambió y las tasas de interés comenzaron un descenso muy estable. Esta disminución de las tasas de interés llevó a una expansión masiva de la deuda, que en última instancia, sembró las semillas para una disminución de las tasas de crecimiento de la economía.

    La cuestión ahora es que hemos entrado en el “Síndrome de Japón”. Hace casi 30 años Japón experimentó su burbuja de crédito y de bienes raíces. Japón ha intentado prácticamente todo lo que la Fed ha tratado – reducir las tasas de interés, las inyecciones de liquidez y la deflación de la moneda – con el fin de resetear su maltrecha economía. Ha fracasado. Como resultado de estos experimentos monetarios, Japón se ha mantenido en una depresión económica prolongada.

    El proceso de tratar con menores tasas de interés una economía altamente endeudada está condenado al fracaso antes de que comience. Sólo hay un par de cosas donde incidir para reactivar la economía en esta etapa del juego:

1) Menores niveles de presión impositiva y simplificar el código tributario.

2) Reducir drásticamente la regulación en los negocios.

    Incluso en esta etapa no se ve un retorno inmediato a la fortaleza económica ya que los consumidores deben continuar el proceso de desapalancamiento de sus balances y aumentar el ahorro personal antes de que puedan volver a los históricamente fuertes patrones de consumo. A su vez, el aumento de las tasas de ahorro personal dará lugar a la inversión productiva, que fomente el crecimiento económico. Desafortunadamente, esto ahora mismo no se permite que ocurra.

    Hoy no sólo estamos viendo que la FED está duplicando su previa y fracasada política, sino que también somos testigos de cómo el presidente Obama revela otro plan de estimulo de $ 457 mil millones que subirá los impuestos por más de $ 400 millones de dólares y añadirá al menos otro medio billón de deuda hasta los $ 14,5 billones de dólares. Nadie con un ápice de inteligencia cree que es la verdadera respuesta a los problemas que enfrentamos.

    En realidad, mientras que la FED aún se aferra a las fallidas políticas keynesianas y la Casa Blanca se aferra para no “gastar nuestro camino hacia la prosperidad”. Las medidas hacen que el estadounidense promedio esté siendo lentamente exprimido por la disminución de los salarios y el aumento de la inflación. Las mismas políticas en combinación con actos de reforma de la reglamentación que todavía no se han escrito, las amenazas de subida de impuestos, las bajas ventas y los disturbios políticos han llevado a las empresas y empresarios a mantener posiciones defensivas. Por desgracia, las entidades y personas – no el gobierno – resultan ser los únicos que realmente tienen la capacidad de crear puestos de trabajo.

    Es el momento de clavar una estaca en el corazón de nuestros problemas – la deuda. La realidad que enfrentamos hoy no es de carácter monetario, sino que es puramente fiscal. Un auge inducido por el crédito ha dado lugar a un período masivo de malas y no productivas inversiones. Ahora tenemos que empezar a darnos cuenta de que esto no es una recesión económica normal, sino más bien una recesión de balance. Ahora debemos hacer lo que es impensable para este gobierno – salir del camino y dejar que el sistema purgue los claros excesos. El proceso no será fácil, pero con el tiempo llegará el amanecer, los vampiros se desvanecerán en la niebla, y la vida económica y se podrá reanudar.”

 

Categoría: Acciones de Bolsa, Opinion

Comentarios (2)

Trackback URL | Comments RSS Feed

  1. jalfayate dice:

    He creado un nuevo evento para el 20 de octubre.
    http://accionesdebolsa.com/eventos-cursos

    Espero que te interese.

  2. kender dice:

    Siguiendo con los similes con los vampiros, aclarar que las balas de plata sirven para los hombres-lobos, es decir para otro problema.

    A los vampiros si se les clava una estaca, se les deja inmovilizados, que no muertos.

    Para matarlos hay que cortarles la cabeza y quemarlos. Hay que cambiar la forma de actuar y volver al sentido común de no gastar más de lo que se puede.

Deja un comentario


Logo FinancialRed
Logo FinancialRed