Oro rojo: ¿qué hay detrás de la subida del cobre?

| diciembre 20, 2010 | 1 Comentario

Fuente: eleconomista.es y XTB

El cobre ha protagonizado uno de los avances más destacados con rentabilidades en torno al 20% en lo que llevamos de año y, del 210% desde comienzos de 2009. En este artículo trataremos de explicar las razones que se esconden detrás de esta importante escaladaen un momento, en el que este activo se encuentra prácticamente, en sus máximos históricos. 

    A comienzos de año, el metal rojo avanzaba como consecuencia de los esperanzadores datos macroeconómicos en EEUU, que hacían pensar en una efectiva recuperación económica durante 2010, y de una demanda aparente de China que disminuía menos de lo estimado por el mercado. Estos avances se truncaron tras la importante crisis sobre los problemas fiscales de los países de la periferia europea que, en la medida en que se fueron disipando volvieron a impulsar, de una forma rápida y pronunciada, la cotización del cobre desde junio hasta la fecha, con avances en torno al 30%. Los motivos principales de estos avances obedecen a dos motivos principalmente:

    Por un lado la persistente demanda de China, principal consumidor a nivel mundial, que, a pesar de las restricciones desde el punto de vista de la política monetaria para mantener bajo control los crecientes precios y de, una moderación de las importaciones de cobre refinado respecto a 2009, se mantienen sobre niveles que reflejan una gran fortaleza. Aunque los datos hasta septiembre muestran un retroceso en las internaciones de cobre refinado del 14.5% respecto al mismo periodo del año anterior, el total de importaciones netas(refinado, chatarra y concentrado) sobrepasa al de los cuatro meses previos. Esto se debió al importante aumento de las las internaciones de cobre concentrado, que se incremento un 44% respecto a agosto, algo que sorprendió al mercado teniendo en cuenta la estrecha oferta del mismo.

    Entre las razones de la consistencia del consumo de cobre se encuentran, la inversión en activo fijo, la creciente construcción de infraestructuras y la construcción tanto residencial como no residencial. Teniendo en cuenta que el sector que ha liderado el crecimiento del Gigante Asiático ha sido, una vez más, el sector industrial, con avances del 13.5% en los 3 primeros trimestres de este año, las perspectivas para el año que viene, aunque tienden a una cierta moderación, son positivas.

    Por otro lado, las fluctuaciones del dólar. El billete verde continua con unos fundamentales débiles que podrían generar más perdida de valor en el futuro. El dólar, mantiene una correlación inversa respecto a las cotizaciones de las materias primas por estar, las principales commodities, denominadas en esta moneda. Por ello, para mantenerse estable en termino de otras monedas, las caídas del dólar se ven reflejados en avances de la cotización.

    Teniendo en cuenta este escenario se prevé un crecimiento de la demanda global de cobre para el 2010 y 2011 en torno a 1.5 millones de TM, generado principalmente en 2010, esperando una cierta moderación para 2011. Entre los mayores consumidores se encuentra China (342.000 de TM), Unión Europea (239.000 de TM) EEUU (151.000 de TM), Japón (124.000 de TM), destacando el importante crecimiento de Brasil que se situá en las 94.000 TM.

    Con todo esto, el nivel de inventarios reflejado a finales de octubre alcanzó los 543.000 TM, representando una caída de 125.000 TM respecto al termino del primer trimestre del año, situándose a los mismos niveles que en la misma época de 2009. y tensionando los precios. Con este nivel de existencias, las estimaciones para 2011 continúan mostrando una cierta estrechez que podrían apuntalar las actuales subidas en las cotizaciones. Pero…¿como puede un inversor particular plantear un pronóstico sobre este activo?

    Actualmente, cualquier persona puede plantear de una manera simple, rápida y con unos costes transaccionales muy competitivos, una estrategia sobre el cobre, tan sencillo como decidir si el cobre acabará por encima ó por debajo de un determinado nivel, fijando la cantidad a recibir en el caso de que se cumpla y, siempre con el riesgo completamente limitado. Un ejemplo sería el siguiente: Si el cobre cotiza el día 3 de enero de 2011 por encima de los 9300 recibiríamos 1000€, este pronóstico nos costaría unos 390€, que sería la máxima pérdida que se asumiría por la operación. Esta sencilla manera de plantear estrategia se desarrolla a través de las denominadas opciones digitales.

Francisco López Ollé

Analista commodities XTB

Categoría: Acciones de Bolsa, Opinion

Comentarios (1)

Trackback URL | Comments RSS Feed

  1. tvilla dice:

    Hoy el cobre y mañana el aluminio, la cuestión es dar una nota para que la bolsa esté siempre sobresaltada

Deja un comentario


Logo FinancialRed
Logo FinancialRed