Los resultados empresariales y su rol en la valoración del mercado

| septiembre 18, 2012 | 0 Comentarios

    ¿Por qué ha subido la bolsa con un entorno económico tan negativo? Esto es lo que se plantea la mayoría de inversores y novatos al relacionar economía con bolsa. No hay que olvidar que la bolsa unicamente descuenta situaciones futuras y afortunadamente no es un fiel reflejo del presente. Así que cuando las expectativas de los inversores son buenas, generalmente se descuenta en el precio a posteriori.

    Por tanto, estudiar las expectativas de beneficio de las empresas no es más que conocer si realmente se batieron expectativas y si fue así, la bolsa contradijo al sentimiento general de pesimismo y estupor. Ahora bien, para próximos meses se espera que los beneficios empresariales sean poco menos que horribles y que protagonicen un drástico giro durante el resto del año. Los analistas creen que se prolongará en 2013. ¿De verdad cree que las condiciones presentes y en el trimestre actual  pueden cambiar mucho en los próximos tres meses?. Gráfico de New York Times.

    Unos analistas, los optimistas, están apostando a que una serie de buenos e inesperados factores: “el fin de lo que algunos esperan que sea un bache de la economía, la influencia de las inyecciones de dinero de la Fed y el BCE, y las elecciones en EEUU, por citar tres- ayudarían a cambiar el rumbo de los beneficios. Por eso, los pronósticos de beneficios asumen que la ralentización durará poco. Aunque este trimestre puede registrar una caída del 2,1% de los beneficios por acción, se espera un crecimiento del 10,2% en el cuarto trimestre y del 11,7% en 2013, según las estimaciones de Reuters.

    Sin embargo Dan Greenhaus, estratega jefe global de BTIG en Nueva York, alerta del peligro de leer los pronósticos de beneficios como una señal de fortaleza económica. En su lugar, afirma, los números están inflados por el ‘efecto base’, lo que simplemente significa que el crecimiento era débil hace un año.

    “Seamos claros: la razón por la que el mercado sube es la expansión de múltiplos. Las estimaciones de beneficios están bajando pero la bolsa sube porque la gente está entusiasmada con los estímulos de los bancos centrales en Europa y EEUU. Ya hemos visto esta película varias veces antes”, añade. Así, en el gráfico de Ed. Jardeni podemos apreciar cómo el mercado puede subir con diferentes múltiplos de P/E o Precio/Ganancia.

    Por su parte, las empresas siguen rebajando sus expectativas para el tercer trimestre, aunque el ratio negativo se ha reducido un poco en los últimos cuatro meses. En la actualidad, un 10,2% de empresas del S&P 500 han revisado a la baja sus previsiones, según Bespoke Investment Group. Y eso no está impidiendo que los inversores compren con la idea de que la bolsa puede seguir subiendo aunque los beneficios no cumplan sus elevadas expectativas en los próximos trimestres.

    El gráfico es de Scott Grannis y en él se aprecia cómo a pesar de las recientes subidas, el ratio de valoración no ha experimentado una subida que nos haga pensar en una subida “a lo loco” del mercado. En otras palabras: el mercado sube porque sus empresas ganan más y justifican precios mayores esperando mejores beneficios futuros. No como en anteriores burbujas en las que la expectativas de beneficios futuros son abrumadoras y no justifican en absoluto el precio ni los nuevos máximos del mercado. Ahora todo dependerá de si las empresas podrán justificar con sus beneficios mayores avances. Es difícil de creer examinando el gráfico de New York Times y viendo la peligrosa senda que pueden estar iniciando.

Fuente parcial: elEconomista.es

 

Categoría: Acciones de Bolsa, Opinion

Deja un comentario


Logo FinancialRed
Logo FinancialRed