La japonización de la economía norteamericana

| septiembre 8, 2011 | 5 Comentarios

Fuente: Dshort.com

Interesante reflexión y análisis de Douglas Short sobre Japón y su situación y parecidos con EE.UU. “Aquí traigo una serie del Nikkei y del S&P500 reales (ajustada por inflación) mensuales desde 1970 y con sus respectivas tasas de inflación anual mostradas a continuación. Esta serie también incluye un gráfico de superposición con los dos picos de los índice alineados. La superposición de la inflación de Japón se mantiene para ilustrar mejor este punto.

    El lado izquierdo de las dos burbujas son notablemente similares. Más llamativo, sin embargo, son los contornos desiguales de los descensos post-burbuja. Una diferencia clave es el hecho de que Japón experimentó burbujas casi simultáneamente a la de las acciones y bienes raíces. El primero alcanzó su punto máximo en diciembre de 1989, la última a principios de 1991. El patrimonio y los máximos de bienes raíces en los EE.UU. fueron separados por aproximadamente cinco años, y el pico de 2005 no se reconoció en general de uno o dos años debido a la naturaleza altamente regional del mercado de bienes raíces en EE.UU.

¿La inflación o la deflación?

    Muchos economistas y expertos del mercado predicen alta inflación en los EE.UU. como resultado de la intervención masiva del gobierno en la reciente crisis financiera. Sin embargo, a raíz de la crisis financiera, la economía de EE.UU. cayó en un período de ocho meses de deflación sin precedentes en casi 60 años.

    En la década siguiente las burbujas individuales japonas fueron acompañadas por una inflación moderada promedio de alrededor de 1,4% con ocasionales breves períodos de deflación. A partir de entonces, la economía japonesa ha tendido más hacia la deflación (véase el área de un círculo en el gráfico anterior).

    El máximo diario para el S & P 500 se produjo en marzo de 2000. Sin embargo, tanto en términos reales y nominales, el S&P500 alcanzó su máximo en cierre mensual en agosto de 2000, que es el punto de referencia para los dos cuadros. Tras el pico de 2000, la tasa de inflación anual promedio del 2,8% hasta marzo de 2009, cuando la economía entró en un período de ocho meses de deflación.

    Hasta cierto punto, las predicciones generalizadas de alta inflación en los EE.UU. tienen un sesgo político. Los opositores a la intervención del gobierno a menudo apuntan a una inflación excesiva como el resultado inevitable de los rescates financieros, los incentivos y la flexibilización monetaria. El gobierno japonés también jugó un papel intervencionista fuerte después de que las burbujas individuales explotaran. Como muestra el gráfico, la aceleración de la inflación no ha sido el resultado que se generó.

    Por supuesto, los dos países difieren en muchos aspectos. Ambos experimentaron estanflación durante la década de 1970, pero las listas de la inflación durante ese período no se parecen. Del mismo modo a largo plazo el Japón post-burbuja de la lucha contra la deflación podría no anunciar un destino similar para los EE.UU. Los gráficos y comentarios aquí constituyen únicamente una observación de que la inflación grave no es el resultado inevitable de los esfuerzos del gobierno para gestionar la economía de EE.UU. La deflación puede ser una amenaza mayor de lo que comúnmente se piensa. Vale la pena señalar que la deflación no se convirtió en un tema importante para Japón hasta casi el final de la década siguiente el pico de 1989. En 2009 el combate a la deflación global se produjo nueve años después de la parte superior de la burbuja tecnológica.

    La complejidad de las cuestiones económicas y prejuicios políticos, sin duda generan debate sobre la inflación / deflación durante algún tiempo.

Una mirada cercana a las luchas deflación de Japón

    Para terminar, he aquí una mirada de cerca y a escala mensual y anualizada del IPC de Japón que se remonta cuatro décadas. He incluido una superposición de la tasa de descuento que nos ayudan a ver un aspecto de los esfuerzos del Gobierno para gestionar la economía.

Desde 1998, la deflación ha sido la tónica dominante, con una tasa media anual del -0,20% en este período de tiempo. En los últimos diez meses, sin embargo, la tasa tiene un promedio de 0,18%. Esto es un aumento modesto.”

 

Categoría: Acciones de Bolsa, Opinion

Comentarios (5)

Trackback URL | Comments RSS Feed

  1. Gregorio, de MyFinanzas intl. dice:

    pudieramos preveer japoneización en España, pero en EE UU? no lo había ni contemplado..

    esperemos que no, pero puede ser momento de quitarse bendas de los ojos a nivel internacional, más allá de una A arriba una A abajo. la situación de los junkies es delicada más allá de que son líderes en unos cuantos sectores estratégicos a nivel internacional.

    habrá que leer este artículo con detalle porque de aquí dependerá el crecimiento economico mundial a cinco/diez años vista.

  2. Enrique dice:

    Hola Javier, ¿podrias hacer un post sobre el Index Dolar? es una sugerencia que te hago dado los movimientos tan fuertes que está teniendo ultimamente y supongo que muchos como yo hemos cubierto nuestras inversiones en dolares y a lo mejor ha llegado el momento de deshacer estas coberturas

  3. Daniel dice:

    Es inegable que Japone es un mercado que crece año con año y la japoneización de USA no es de extrañar, comparto con ustedes la noticia sobre Emilio Botin http://www.eleconomista.es/flash/noticias/1831930/01/10/Emilio-Botin-repite-como-el-empresario-mas-influyente-de-Espana.html

  4. Ivan dice:

    La política de dinero fácil de EEUU sí que está generando inflación, pero en vez de hacerlo “en casa” lo hace en los mercados emergentes, que es donde se producen los bienes que EEUU comercializa.
    Una de las máximas del Análisis Intermercado es que el mercado es global y las relaciones intermercado sólo se manifiestan de forma global. En el siglo XX, la economía americana era relativamente independiente del resto del mundo, ya que sus materias primas procedían de América, se producía en América y se vendía mayoritariamente en América. Pero esto ya no aplica nunca más. Por eso, cuando analizamos relaciones de bonos, materias primas y bolsa, deberíamos hacerlo con un “bono global” y un índice bursátil “global”. Aplicar el análisis intermercado a España, por ejemplo, nunca ha servido de nada (por nuestra dependencia exterior) y de igual manera reducirlo al mercado americano sin tener en cuenta Asia será menos y menos apropiado conforme la dependencia Americana se acentúe.

Deja un comentario


Logo FinancialRed
Logo FinancialRed