La CAM: cuando lo malo puede ser aún peor

| agosto 26, 2011

Esto se podía leer hoy a primera hora de la mañana en Expansion.com:

De nuevo, por segundo día consecutivo las cuotas de la CAM inhibidas en bolsa. Al final, ayer sólo pudo marcar un precio: 1,7 euros, lo que supuso un desplome del 50%. Hoy su cotización vuelve a bloquearse, a la espera de poder dar salida a las órdenes de venta.

Los titulares de las cuotas de CAM siguen atrapados, limitados a la hora de poder realizar sus operaciones con normalidad. Desde la apertura, las cuotas vuelven a estar “inhibidas”, sin poder marcar cambio alguno en su precio.La escasez de órdenes de compra impide dar salida a la oleada de órdenes de venta. Durante la sesión de ayer sólo pudieron cuadrarse en su cruce para fijar un único cambio, justo al cierre del día.

No es cosa de ser adivinos ni de dárselas de listos, pero el aspecto técnico de la CAM no era nada bueno. En la cinta estaba todo y no paraba de decir: “por favor no me tengas más en cartera”. Hace mucho, me hice una promesa, quizás una de esas que se hacen un buen día: “De este año no pasa, iré al gimnasio todos los días”, “El próximo año dejo de fumar” etc… Bien, me prometí no hablar mal de las empresas que tienen acciones cotizando, más que nada por lo mal que se lo toman ciertas personas que parece a veces como si hablaras mal de su hijo. Pues bien, con la CAM no me he podido aguantar.

  • Cómo es posible que haya inversores individuales que tengan acciones de una empresa que técnicamente está quebrada, sí sí, quebrada. Tiene una administración impuesta por un juez y que ha despedido al antiguo grupo directivo.
  • Cómo es posible que aún saliendo noticias de créditos favorables a los “amiguitos de siempre” que rozan la corrupción y la malversación de fondos, haya alguien que se fie de este banco o caja o lo que sea.
  • Cómo es posible que repitiendo 8 ó 10 veces en este blog y en muchos otros que el sector bancario es el segundo peor sector en Europa (superado por las renovables) haya interés por comprar “cuotas participativas”, que no son ni acciones.
  • Cómo se puede mantener una acción en cartera que tiene una MM30 bajista desde hace muchos meses atrás, una mano fuerte que no para de vender y un volumen que sigue siendo bajo a medida que el precio sigue cayendo.

No quiero parecer el listo que a toro pasado analiza y crítica muy bien las cosas, pero es que en este caso, al que se haya pillado los dedos con la CAM… advertencias no le faltaban. ¿Qué hacer ahora que de nuevo no se puede operar, ni comprar ni vender acciones por la avalancha de ventas? Supongo que esperar. ¿No hay gente que perdió su dinero con Sniace, Jazztel, Zeltia y todas las joyitas del contínuo? Pues ese es el camino, salvo que la CAM es una caja y como tal no puede desaparecer. ¿Qué sería de los ahorros de miles de españoles?

Alguien puede pensar que la caída de la CAM es por la decisión del nuevo órgano directivo de no recomprar cuotas. Realmente el camino que quizás desarrollaría en meses lo ha hecho en unos días. Si no mira otros gráficos de bancos mediados y pequeños y te darás cuenta que todos han perdido un gran porcentaje de su valor desde 2007 y desde 2010. Para no ir muy lejos, el aspecto de B.Valencia es de película de terror. Una caída del 90% en 3 años y medio.

Categoría: Acciones de Bolsa


Logo FinancialRed
Logo FinancialRed