El flujo permanente de dinero fresco mantiene la ilusión bursátil

| febrero 15, 2013 | 5 Comentarios

Un viejo refrán dice que “un tonto y su dinero pronto se separan“. La versión más moderna en los mercados sería: “un tonto y su dinero mantendrán la fiesta!”

Ese último parece ser el lema del mercado de valores en los últimos años. Los esfuerzos de la FED para evitar una repetición de lo ocurrido en la década de 1930 se traducen en la impresión de más dinero para de esta manera por lo menos mantener en todo lo alto a la bolsa de valores.

Los esfuerzos de la FED hasta ahora no han hecho mucho por bajar la tasa de desempleo permitiendo que se repita lo que ocurrió en la década de 1930. Pero al menos se dan con un canto en los dicentes con unas peticiones por subsidio por desempleo menores a las 400.000 semanales.

Pero el verdadero riesgo para los inversores es precisamente operar en un mercado de valores cuyo único soporte es la impresión de dinero de la FED y la posibilidad de aparición de problemas cuando las prensas de impresión funcionan más lentamente.

El primer esfuerzo de la FED fue la “flexibilización cuantitativa”, conocido como QE1, que añadió más dinero al sistema bancario a través de “Operaciones de Mercado Abierto permanentes”, o POMOs. Ese esfuerzo terminó en marzo de 2010, y el mercado de valores no sobrevivió mucho tiempo en máximos después de terminarse el dinero fácil.

La falta de liquidez resultante de apagar ese flujo de dinero nuevo resultó en el Flash Crash de mayo de 2010. El mercado de valores realmente no encontró su punto de equilibrio hasta que la FED no anunció el QE2 en julio de 2010, y comenzó a bombear ese dinero al sistema bancario a comienzos en agosto de 2010.

La FED trató que el sistema bancario no dependiera de ese dinero extra de nuevo en junio de 2011, recortando sus compras de bonos del Tesoro. El mercado se disgustó y el SP500 cayó un 17% en tan sólo 3 semanas entre julio y agosto de 2011. En respuesta a ese deja-vue/evento de falta de liquidez, la FED decidió ponerse imaginativa, y probó con su “Operación Twist” en lugar de un puro esfuerzo de QE.

La idea era cambiar la curva de rendimiento con la venta de instrumentos de deuda de corto plazo y la compra de los más largos, con lo que dejar caer los rendimientos de los bonos del Tesoro a largo plazo y por asociación en las tasas hipotecarias.

En días alternos, la FED compró y vendió valores en cantidades que van desde $ 1 billón hasta los $ 8 billones. En general, este esfuerzo ayudó a la bolsa de valores, pero el hábito de separar las compras y las ventas en realidad causó cierto chapoteo y desconcierto sobre la oferta monetaria.

Tuve la oportunidad de crear un indicador interesante donde ven en las cantidades y las fechas de las compras y ventas anunciadas de la FED, y se puede usar para modelar lo que ocurrirá en la bolsa de valores.

Las compras y las ventas parecían tener efecto un par de días más tarde en los movimientos del mercado de valores. El indicador inferior del gráfico a al izquierda muestra el total de compras netas o ventas durante los 4 días anteriores, y se desplaza hacia adelante por 2 días hábiles para ilustrar cómo el mercado de valores sigue los movimientos.

La FED ha sido aún lo suficientemente generosa como para publicar un calendario de sus compras y ventas previstas de hasta un mes de antelación.

Lo que es interesante en este momento es que la última de las ventas se realizó el 20 de diciembre de 2012, y desde entonces sólo ha comprado, lo que significa que el dinero ha estado fluyendo en una sola dirección – hacia el sistema bancario. La respuesta ha sido una tendencia alcista anormalmente estable y lineal para el SP500.

Eso está bien para los inversores mientras la FED siga sirviendo ponche en la fiesta. Pero ahora que el mercado se basa tanto en los flujos de fondos, cualquier interrupción o siquiera un indicio de una interrupción en los flujos puede generar un riesgo de una gran caída.

Como los inversores se han montado en esta tendencia alcista lineal y agradable empiezan a ponerse nerviosos. Hemos podido ver una carrera por las salidas muy parecido a lo que vimos en julio y agosto de 2011. De hecho, estoy preparándome para tal evento.

Hasta ahora, los funcionarios de la FED no han dado ningún indicio de una interrupción de los flujos de dinero, y de hecho han declarado que continuará hasta que la tasa de desempleo caiga al 6,5%. Así que el mercado presupone que el plato sopero de ponche no terminará nunca.

Eso crea un riesgo muy grande sobre un cambio repentino en la actitud cada vez que hay un indicio de un cambio en la Reserva Federal. Los inversores inteligentes ya saben esto, y saben que deben aproximarse poco a poco hacia las salidas de la fiesta, de modo que puedan saltar los primeros.

Tom McClellan
Editor del McClellan Market Report

Traducido por Javier Alfayate, editor e investigador de mercados

Tags: , , ,

Categoría: Opinion

Comentarios (5)

Trackback URL | Comments RSS Feed

  1. benito dice:

    Jajaja…
    Cómo me gusta esta traducción, Javier:
    “[…] mientras la FED siga sirviendo ponche en la fiesta.”
    Ahora en serio.
    Está claro que mientras la FED siga manipulando los mercados, la burbuja seguirá creciendo y creciendo. Lo importante será estar fuera cuando explote…
    Un saludo.

  2. alberto dice:

    Parece muy interesante este grafico dada la manipulacion de la FED
    Mclellan pone un enlace en el que poder descargar los datos en excel pero no me entero de nada!!!

    saludos

  3. alberto dice:

    No se si me he explicado bien, me referia a este enlace con los POMOS de la Fed, saca un listado del que no me entero de nada

    http://www.newyorkfed.org/markets/pomo/display/index.cfm?fuseaction=showSearchForm

Deja un comentario


Logo FinancialRed
Logo FinancialRed