David Rosenberg vs James Paulsen: alcista vs bajista

| julio 28, 2010 | 1 Comentario

    Fuente: Capitalbolsa 

   Para obtener una mejor comprensión de hacia dónde se dirige el mercado y que es lo que los inversores deben buscar, The Wall Street Journal ha pedido a dos de los inversores más reputados, David Rosenberg, estatega jefe de Gluskin Sheff & Associates y que es bajista en la actualidad y a James Paulsen, estratega jefe de Wells Capital Management y que actualmente es alcista, que intenten aclarar las principales dudas del mercado:

 

Pregunta: ¿Qué espera del mercado para el resto del año y para los próximos 12 a 18 meses? 

    Paulsen (alcista): El optimismo inversor, que se retroalimentó así mismo en primavera, ha sido acertado. Existe una enorme cantidad de activos líquidos en las carteras, y la preocupación por una potencial recesión de doble suelo ha sido exagerada. Recientemente la rentabilidad por dividendos del Dow Jones de Industriales ha superado por primera vez en décadas a la del bono del Tesoro a 10 años, y el PER estimado a 12 meses ha bajado a niveles cercanos a 13x. Con los tipos de interés y los precios del petróleo bajando, el potencial crecimiento del precio de las acciones es alentador. 

    Rosenberg (bajista): El mercado no está barato. A finales de los mercados bajistas estructurales (como el actual), las acciones deben alcanzar un PER por debajo de 10 y una rentabilidad por dividendo superior al 5%. Es probable que tengamos un amplio camino a la baja. El mercado se mueve en ciclos de 16 a 18 años. Este mercado bajista estructural comenzó en el 2000. Lo mejor que puedo decir es que hemos recorrido el 60% del camino. En un mercado bajista los rallys son para vender no para comprar. Estamos en un mercado bajista primario, aunque no como el que sucedió entre 1966 y 1982. La principal causa de aquel fue la inflación: esta vez es el desapalancamiento de la deuda deflacionaria. Dentro de los próximos 12 a 18 meses, veo un S&P 500 rompiendo el nivel de los 900 puntos, y no se puede descartar la vuelta a los mínimos de marzo 2009.

Pregunta: ¿Qué deberían vigilar los inversores? 

    Paulsen: El mercado laboral probablemente determinará la evolución del mercado de valores durante el resto de este año. O la mejora del mercado laboral, o la reducción de los miedos de una recesión de doble suelo, o bien un incremento de la recuperación económica, desbordará las bolsas. 

    Rosenberg: La fase de recuperación económica ha quedado detrás de nosotros. El impulso del crecimiento debido a una reposición de inventarios ya se ha producido y las medidas gubernamentales de estímulo disminuirán en medio de una reacción negativa del público contra el aumento de la deuda pública. Eso limitará la capacidad del gobierno para tratar de ajustar la economía. Incluso si logramos evitar una recesión de doble suelo, las probabilidades de una ralentización del crecimiento en la segunda mitad del año son superiores a lo que el mercado de renta variable supone. La tasa de desempleo de EEUU se quedará cerca de tasas de dos dígitos, y la inflación y los tipos de interés permanecerán bajos. El mercado descuenta un pico de ganancias en 2011, lo que provocará una gran decepción. Veremos las perspectivas futuras de las compañías en los resultados que publiquen del segundo trimestre.

Pregunta: ¿Qué deben hacer los inversores con sus carteras?

    Paulsen: Recomendamos sectores más sensibles al ciclo económico, tales como bonos basura, energía, materias primas, tecnología y acciones financieras. Ahora que China está ajustándose, los mercados emergentes pueden recuperar el protagonismo. Con los activos más líquidos ofreciendo una nula rentabilidad,  los bonos a 10 años con un rendimiento del 3%, no hay muchas alternativas de inversión. Nos gustan acciones de pequeña capitalización y acciones industriales a más largo plazo, aunque ambas parecen ahora un poco sobrevaloradas.

    Rosenberg: Mi lema principal ha sido SIRP “Seguridad e Ingreso a un Precio Razonable”. La rentabilidad funciona en un ciclo de desapalancamiento deflacionista. La edad media del baby boom es casi de 55 años, hay una demanda demográfica muy fuerte para la renta fija, que supone solo un 6% de los activos de los hogares. El apetito por el rendimiento se expandirá. En el mercado de valores, exprima tanto ingreso de la cartera como sea posible -sobreponderar valores con una rentabilidad por dividendo atractiva y fiable parece tener todo el sentido. El oro constituye sólo el 0,05% del patrimonio neto de los hogares a nivel mundial, por lo que un incremento global de la demanda puede tener un impacto dramático en el precio. Los bancos centrales están recolocando también parte de sus reservas en oro, especialmente en Asia. 

Pregunta: ¿Qué es lo que le entusiasma más actualmente a la hora de invertir? 

    Paulsen: Si el 2000 fue el año de la “exuberancia irracional”, hoy debe ser la época del “pesimismo irracional”. Demasiados son demasiado pesimistas, y no están apreciando el potencial actual de las inversiones. 

    Rosenberg: Estamos entrando en un período estable en la inflación, lo que debería durar al menos una generación. Eso ayudará a prevenir la erosión de los ingresos reales de los hogares. 

Pregunta: ¿Qué tiene que suceder para que te conviertas en bajista/alcista?

    Paulsen: Yo sería bajista de nuevo si las masivas medidas de estímulo económico implantadas fueran altamente inflacionistas. Eso podría elevar los rendimientos de los bonos, y forzaría a la FED a ajustar los tipos de forma importante y colapsaría el mercado de valores. 

    Rosenberg: Señales de que el desapalancamiento de deuda se ha producido. Un avance tecnológico importante. Una disminución sostenida del precio del petróleo. Reformas económicas estructurales en países como China, India o Alemania, que estimule su gasto doméstico. El progreso hacia nuevas formas de trabajo.

Categoría: Varios

Deja un comentario


Logo FinancialRed
Logo FinancialRed