Cuando la distancia sí es importante: S&P500

| agosto 11, 2011

El asunto de las distancias con la MM30 y con los máximos anuales no es baladí. Realmente se pueden obtener buenos rendimientos si somos capaces de desarrollar un método de compra-venta cuando el mercado se pasa de rosca. Obviamente alguna va a fallar porque en un mercado con tendencia, lo más normal es encontrar sobreventas o sobrecompras prolongadas en el tiempo, pero el quid de la cuestión es si fueramos capaces de detectar movimientos sin tendencia, lo que se conoce como la anti-tendencia.

    Actualmente (a cierre del martes) la distancia con respecto al máximo anual es de 14,45% (media de 10 años en 10,32%). La distancia con respecto a la MM30 es de 10,91% (media de años en  4,71%). Niveles superiores al 15% en esta última distancia  suelen desembocar en estos movimiento anti-tenencia. El último que propuse fue el Nikkei cuando la crisis nuclear. Andaba por 8800 con una distancia con su MM30 que llegó a pasar el 20% desde el 15%. El rebote fue de más del 20% desde mínimos.

    La anti-tendencia es peligrosa, nada aconsejable para métodos conservadores y siempre debe estar presente un stop que nos saque precisamente de un posble mercado bajista o alcista de medio plazo. Esto se nota cuando la distancia con respecto al máximo / mínimo anual sigue aumentando sin parar (el mercado ha entrado en clara tendencia, y se podrán ver distancias exageradas. Este no es el movimiento anti-tendencia que buscamos con estos indicadores.

    En el caso de 1998, que es casi el que más me interesa por su parecido con la crisis actual, hay dos avisos de anti-tendencia y posible fin de crash. Es precisamente cuando la distancia con respecto al máximo sobrepasa el 15%. Con respecto a la distancia con la MM30, los niveles son similares a los actuales o incluso menores. Esto quiere decir que deberíamos ver pronto (una-dos semanas) un movimiento anti-tendencial que debería llevar al S&P500 a recuperar parte de lo perdido.

    Otro ejemplo es el de 1990. El proceso bajista se detiene cuando la distancia con respecto al máximo anual es superior al 15%. Históricamente se observa que si la distancia con respecto a la MM30 es mayor del 15%, se generan los climax bajistas y fin de tendencia bajista (pero para eso tiene que haber tendencia bajista).

    El siguiente paso es programar estas reglas a ver qué sale. El problema es el momento de salida, para eso hay que pensar una regla adicional.

Categoría: Acciones de Bolsa, Aprender


Logo FinancialRed
Logo FinancialRed